Despejando mitos sobre el ciclo hormonal: el hiperestronismo

Si tengo hiperestronismo… ¿por qué no me hacen una analítica para saber cómo están los estrógenos? El hiperestronismo no es una enfermedad, sino una condición en la que existe un balance hormonal a favor del exceso de estrógenos.

Si tienes síntomas como síndrome premenstrual, reglas dolorosas, exceso de sangrado, tensión mamaria… son datos que indican que puede haber un hiperestronismo. 

El hiperestronismo es un factor que podría favorecer trastornos y patologías estrógeno-dependientes como endometriosis, miomas, fibroadenomas, hiperplasia endometrial, etc.

No suele ser necesario realizar una analítica para saber si existe tal condición. Además, en la analítica hormonal se suele medir el 17-beta-Estradiol, que generalmente no nos dice nada sobre si hay o no hiperestronismo. Obviamente, la analítica hormonal básica es ideal para informarnos de muchas cosas, pero no aporta información útil para saber, en concreto, sobre el hiperestronismo.

Lo entenderás mejor si comprendes bien las cuatro causas del hiperestronismo que te explico a continuación.


¿Cuáles son las causas del hiperestronismo?

1. HIPERESTRONISMO RELATIVO.

En este caso no es que los estrógenos estén altos en sí mismos, sino que existe un déficit de progesterona, por lo que la relación estrógenos-progesterona está a favor de los estrógenos. Casi la totalidad de la progesterona viene del cuerpo lúteo, por lo que todo aquello que altere la ovulación (estrés, déficits de nutrientes, etc.) favorecerá este tipo de hiperestronismo. En la perimenopausia y la adolescencia, de forma fisiológica puede existir un hiperestronismo relativo, puesto que en estas etapas de transición es habitual tener ciclos anovulatorios (esto no debe considerarse patológico salvo si produce algún problema, como, por ejemplo, una anemia por exceso de pérdida de sangre).

2. HIPERESTRONISMO POR DÉFICIT EN LA ELIMINACIÓN O POR INADECUADA METABOLIZACIÓN.

Los estrógenos se metabolizan en el hígado y pasan al intestino a través de la vesícula biliar. Dependiendo del estado de la microbiota intestinal, se eliminan por las heces, o bien, si hay aumento de permeabilidad intestinal, podrían volver a pasar al torrente sanguíneo. Por ello, para eliminar bien los estrógenos han de funcionar de forma óptima tanto el hígado como el intestino.

Al metabolizarse estas hormonas se producen metabolitos intermedios; hay diferentes rutas, a veces van por una ruta donde los metabolitos tienen más poder estrogénico que los propios estrógenos. Que opten por una u otra depende en gran medida de los hábitos. Normalmente en la analítica medimos el 17-beta-Estradiol, sin embargo, con este parámetro no sabremos nada sobre esos metabolitos con gran poder estrogénico.

3. EXCESO DE PRODUCCIÓN.

 Si hay exceso de aromatasas (enzimas que transforman los andrógenos en estrógenos) habrá más producción. La expresión de aromatasas puede acentuarse en determinados tejidos, pudiendo existir incluso producción local en ciertas partes del cuerpo donde los estrógenos ejercerán su acción sin pasar en ningún momento a la sangre (por lo que no podríamos detectarlos en una analítica).

Por ejemplo, en un foco de endometriosis puede haber mucha aromatasa, por lo que el propio foco fabricaría sus propios estrógenos, “alimentando” así a la enfermedad.

Ojo también con la resistencia a la insulina y la hiperinsulinemia: la insulina es un excelente activador de aromatasas. Y ya sabéis que los malos hábitos favorecen el exceso de insulina.

4. DISRUPTORES ENDOCRINOS.

Son sustancias químicas que se comportan en el cuerpo como estrógenos (ftalatos, bisfenol A, parabenos…), dependiendo del grado de exposición y del tipo de sustancias, podrían contribuir en mayor o menor medida al hiperestronismo. Estas sustancias tampoco podemos detectarlas en la analítica hormonal normal que hacemos.

 “Ojo también con la resistencia a la insulina y la hiperinsulinemia: la insulina es un excelente activador de aromatasas. Y ya sabéis que los malos hábitos favorecen el exceso de insulina”

¿Te interesa saber más?

Si te interesa saber más y quieres saber qué autocuidados puedes hacer para evitarlo, te recomiendo este otro artículo que puedes encontrar en el Blog, titulado Autocuidados para prevenir las consecuencias del exceso de estrógenos y la inflamación”.

Si tienes dudas de salud relacionadas con ginecología, embarazo, fertilidad, sexualidad, etc., y no puedes desplazarte físicamente a alguna de mis clínicas, te recuerdo que pongo a tu disposición mi servicio de Consultas Online. Te atenderé de forma totalmente personalizada para resolver todas tus dudas.

Buscador

Consulta
Online

Ponemos a tu disposición nuestro servicio de Consultas Online.

Te atenderemos de forma totalmente personalizada para resolver todas tus dudas.

¿Quieres ser una mujer al día en ginecología?

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Dra. Miriam Al Adib Mendiri

Ginecología y obstetra

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Extremadura. Actualmente dirige y ejerce como profesional en sus Clínicas privadas de Ginecología y Obstetricia ubicadas en Madrid, Mérida y Almendralejo (Badajoz) y próximamente en Marbella. Es autora de los libros ‘Hablemos de vaginas’, ‘Hablemos de nosotras’, y del poemario ‘Mosaico Rojo Negro Blanco’, donde traslada al lenguaje poético los procesos sexuales y reproductivos de las mujeres. Es además divulgadora en Congresos y Jornadas Nacionales relacionados con su actividad y Profesora del Máster en Sexología de la Universidad de Extremadura.

Dra. Miriam Al Adib Mendiri

Ginecología y obstetra

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Extremadura. Actualmente dirige y ejerce como profesional en sus Clínicas privadas de Ginecología y Obstetricia ubicadas en Madrid, Mérida y Almendralejo (Badajoz) y próximamente en Marbella. Es autora de los libros ‘Hablemos de vaginas’, ‘Hablemos de nosotras’, y del poemario ‘Mosaico Rojo Negro Blanco’, donde traslada al lenguaje poético los procesos sexuales y reproductivos de las mujeres. Es además divulgadora en Congresos y Jornadas Nacionales relacionados con su actividad y Profesora del Máster en Sexología de la Universidad de Extremadura.